como limpiar botas ugg El dengue y las mentiras

botas ugg online El dengue y las mentiras

Por Miguel H. Eso lo admite el propio Ministerio de Salud. Sin embargo, nadie actúa en serio para evitar que la situación empeore: 52 muertos, más de 79.000 enfermos confirmados y más de 120.000 notificaciones en cuatro meses. Tampoco se está diciendo que el principal responsable de la salud pública es Antonio Arbo, que a estas alturas, por las nefastas consecuencias de la enfermedad, ya debió ser enjuiciado políticamente, destituido o en su defecto, por decoro si le resta renunciar.

Haciendo la salvedad, para los defensores de oportunidad, el actual ministro es una eminencia, en su consultorio privado y para sus pudientes pacientes. En la salud pública, demostró ser un verdadero incompetente y de eso existen sobradas pruebas, desde aquella fracasada campaa contra la fiebre amarilla, donde encabezó el equipo especial y terminó huyendo.

A todo esto se suman las múltiples mentiras en torno a la atención en el sistema público, mixto y privado.

Ya que ahora soy parte de la estadística y compartí la desgracia con innumerables personas en salas de espera, laboratorios o agonía en las butacas de hospital , puedo contar con alguna certeza secretos a voces de malos manejos del tema en los consultorios. Hasta me atrevo a decir que posiblemente muchas de las muertes declaradas y escondidas por dengue se deben al tratamiento negligente de los casos; no porque el vecino no vació el florero.

La mayoría de los médicos escasísimos experimentados, casi todos practicantes sencillamente no te asisten. Te dan paracetamol y orden diaria de hemograma. Si te toman la temperatura, tenés suerte. Te dejan caer hasta el último. Las plaquetas rebasan triplicadamente los límites mínimos y las defensas del organismo desaparecen. Mientras, indolentes, siguen dándote paracetamol el negocio de las grandes farmacéuticas que te destruye el hígado y hace que las plaquetas se derrumben. Te envenenan antes que medicarte. Cómo? Así como se lee. Si hay sangrado, te agregan botellas de suero. Por lo demás, ni les interesa saber qué serotipo te afecta. Si te toca la madrugada, estás perdido, nadie debe despertarles, nadie debe molestarles. Las enfermeras son las pocas que tratan de aliviar la situación.

Displicencia, inhumanidad, mentiras y encubrimiento son el principal caldo de cultivo de la escandalosa epidemia de dengue. Alguien debe pagar por eso.
como limpiar botas ugg El dengue y las mentiras