botas ugg precio españa Serena gana por sexta vez el Open de Australia

shoes ugg Serena gana por sexta vez el Open de Australia

A Serena Williams le da igual si juega con la número 2 del mundo, le da igual que llueva en Melbourne, no le importa lo más mínimo cometer cuatro dobles faltas por arriesgar y tampoco que se tenga que cerrar el techo de la Rod Laver Arena y que está pasando por un proceso gripal. Su superioridad tenística y mental con respecto a Maria Sharapova y las demás es tan grande que con cualquier elemento en contra seguiría ganando en sus duelos directos.

En la final del Open de Australia, el decimonovemo enfrentamiento entre ambas, volvió a ganar la de siempre y ésa no es otra que Serena. La número 1 WTA, a aos luz del resto cuando está físicamente bien, encadena 16 victorias contra una rival rusa que no es precisamente una cualquiera. Maria le arrebató un título de Wimbledon en 2004, cuando aún era menor de edad, y Maria tiene en su palmarés cinco ‘Grand Slam’, habiendo sumado coronas en los cuatro grandes escenarios de la raqueta.

Serena rompió el débil saque de Sharapova en el primer juego y eso le dio confianza para afrontar lo que venía. A la rusa, por contra, que entregó su servicio con una doble falta, le aparecieron los fantasmas de tantas y tantas derrotas contra la misma jugadora.

Desde entonces, cada vez que Sharapova se disponía a poner en juego la pelota era un auténtico suplicio. La campeona por seis veces de Australia ponía un extra de presión restando por delante de la línea blanca. Ese desafió no lo asumió bien su rival, que se diluyó con la presión del escenario y del pasado.

Serena, gracias a su decimonoveno ‘major’, desempata con dos leyendas como Martina Navratilova y Chris Evert.

El récord de entorchados en la Era Open está en manos de Steffi Graf con 22. El de siempre lo tiene la australiana Margaret Court, con 24, gracias a haberse coronado por 11 veces en su guarida de Melbourne.

Pero la pequea de las Williams ya es la tercera de siempre con más entorchados,
botas ugg precio españa Serena gana por sexta vez el Open de Australia
empatando los 19 que logró su compatriota Hellen Wills Moody, el último de ellos el Wimbledon de 1938.

Gran parte del mérito hay que darle a su entrenador Patrick Mouratoglou, que es, a la vez, su pareja sentimental. l ha conseguido profesionalizar a su jugadora hasta el extremo de tener la mejor silueta que se le recuerda. No hay nadie que defienda como ella en el tenis femenino. Lo demostró en la final de Australia, deslizándose como una gazela, al más puro estilo Novak Djokovic, de un lado a otro de la pista. La otra finalista, a su lado, parecía un pato.

La última vez que las dos primeras cabezas de serie se habían visto las caras en Melbourne fue en 2004, con la presencia de Justine Henin y Kim Clijsters. Ese partido se decidió en favor de la primera en tres apretados sets. La igualdad que hubo entre las belgas faltó con Serena y Sharapova.

La única opción que tuvo la tenista siberiana de ponerse por delante en el marcador fue en el séptimo juego del segundo set. Dispuso de una pelota de ‘break’ que la estadounidense neutralizó con su servicio. La finalista aguantó la presión de tener que sacar immediatamente después para mantenerse con vida. Levantó la primera pelota de final con una derecha a la línea que aplaudió hasta Serena. El desenlace se marchó a la muerte súbita.

Después de perder el primer punto, encadenó cuatro. La infinidad de puntos gratis que suma la Williams en el servicio le da una tranquilidad eterna a la vencedora. Nadie más que ella eleva la velocidad de su bola a 200 kilómetros por hora. Serena, a la tercera opción de título y tras ver como se le anulaba un ‘ace’ al rozar la red, levantaría el trofeo al cerrar un marcador de 6 3 y 7 6(5).

La estadounidense, con 33 aos y 127 días, es la campeona más veterana del torneo en la Era Open, que empezó en 1968, y la segunda más longeva en ganar un ‘Grand Slam’ en ese intervalo de tiempo, solo por detrás de Martina Navratilova,
botas ugg precio españa Serena gana por sexta vez el Open de Australia
que se impuso en la hierba de Wimbledon con 33 aos y 263 días.